Psicoterapia adultos

La psicoterapia es el tratamiento de naturaleza psicológica de los tratamientos emocionales, de personalidad o de conducta, que implica una relación entre paciente y terapeuta, empleando procedimientos o técnicas con fundamentación teórica.

 

La psicoterapia de adultos puede ofrecerse tanto a nivel individual como grupal y puede diferir en dimensiones específicas tales como el grado de estructuracón, los objetivos planteados y la frecuencia y duración de las sesiones.

 

En algunos casos, los pacientes acuden a consulta derivados por Especialistas de la salud, o bien por propia iniciativa, siendo necesaria una voluntariedad y compromiso por parte de la persona que solilcita ayuda, para colaborar a lo largo del tramiento y por tanto poder obtener resultados satisfactorios.

 

Los tratamientos más frecuentes que se atienden en consulta van dirigidos a los siguientes problemas:

 

  • Trastornos del estado de ánimo: depresión, vacío vital, apatía, crisis vitales
  • Trastornos del sueño
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastornos de ansiedad: TOC, ansiedad generalizada, agorafobia…
  • Trastornos sexuales y de la identidad sexual
  • Trastornos adaptativos
  • Estrés
  • Aceptación de  enfermedades crónicas
  • Duelos: asunción de cambios vitales (despido, cambio o incorporación de/al trabajo, pérdida de un ser querido, separación…)
  • Obsesiones y compulsiones
  • Problemas laborales: relaciones difíciles, mobbing, acoso, estrés laboral, Síndrome de Burnout (agotamiento profesional), desempleo, reorientación laboral, jubilación…
  • Problemas en las relacionales interpersonales: problemas de comunicación, soledad, asertividad, habilidades sociales, timidez, relaciones con figuras de apego..
  • Fobias, Miedos o bloqueos.
  • Problemas derivados del cuidado de enfermos.

 

Antonia Lafoz, su psicóloga de confianza

Creo  en las personas y en su capacidad para superar aquellas dificultades que impiden lograr su bienestar emocional. Por este motivo, mi objetivo es que las personas, independientemente de su edad, raza, religión o sexo, se sientan aptas para la vida, capaces y valiosas, competentes para vivir y merecedoras de felicidad. Para lograrlo, utilizo aquéllas técnicas y terapias que más se adapten a sus necesidades, siempre avaladas y contrastadas científicamente, ofreciendo un seguimiento y acompañamiento continuo, que les permita alcanzar los objetivos necesarios para lograr  su bienestar emocional.